MANIFIESTO FUNDACIONAL

 

“Han pasado 33 años desde la aprobación de la actual Constitución Española. Durante este período, y exceptuando las dos primeras legislaturas de gobierno de la Unión de Centro Democrático (UCD) , la mayoría parlamentaria en las Cortes Españolas y el Gobierno del estado, y de la mayoría de las CCAA , se han ido alternando entre únicamente dos partidos políticos: el Partido Socialista Obrero Español, PSOE, fundado en 1879, y el Partido Popular, PP, que adoptó esta denominación en 1989 sustituyendo a la de Alianza Popular. 

 

Este bipartidismo ha polarizado la sociedad y no refleja ni el electorado presente en la España real actual, ni el espectro político del Parlamento Europeo, en el que los socialistas tienen grupo parlamentario propio, como los populares tienen el suyo, pero también existe una tercera y muy importante fuerza parlamentaria representada por los partidos liberales y los socialdemócratas esencialmente.

 

Desde el 20 de julio de 2004, el Partido de los Liberal-Demócratas y Reformistas de Europa , ELDR como una confederación de partidos nacionales, está políticamente representado en el Parlamento Europeo por la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa (ALDE) del grupo parlamentario, formado junto con el Partido Demócrata Europeo. El grupo parlamentario ALDE es actualmente dirigido por Guy Verhofstadt, ex Primer Ministro de Bélgica. Sir Graham Watson, liberal demócrata del Reino Unido y eurodiputado y exlíder del grupo ALDE Liberal en el Parlamento Europeo, ha sido elegido muy recientemente presidente del Partido Europeo de Liberales, Demócratas y Reformistas (ELDR) en el Congreso de Palermo.

 

A partir de 2010, el ELDR es el tercer partido político en número de representados en las instituciones de la Unión Europea, con 75 miembros del Parlamento Europeo y ocho miembros de la Comisión Europea. De los 27 Estados miembros de la Unión Europea, hay dos primeros ministros con afiliación a ELDR : Andrus Ansip en Estonia (Partido Reformista), y Mark Rutte en los Países Bajos (VVD). Por otra parte, el líder del Partido Demócrata Libre Alemán (FDP), Philipp Rösler, sirve como Vice-Canciller de Alemania y el líder del Partido Liberal Demócrata británico, Nick Clegg, sirve como Vice Primer Ministro del Reino Unido. Los liberales también están en el gobierno en otros ocho estados miembros de la UE: Bélgica, Chipre, Dinamarca, Finlandia, Lituania, Eslovaquia, Eslovenia y Suecia. El único partido miembro del ELDR de todo el estado español es actualmente Centre Democràtic de Catalunya (CDC), que por cierto gobierna en Cataluña, aunque hay otro muy pequeño partido como observador-miembro llamado Centro Democrático Liberal, que en España no consigue por ahora representación parlamentaria ni en las Cortes Generales ni en las CCAA.

 

Es decir, tras 33 años de democracia en España no existe en el parlamento del estado o de las CCAA un partido de centro liberal y social democrático, a excepción quizá de los partidos nacionalistas clásicos de Cataluña (CDC) y el País Vasco (PNV). La Unión de Progreso y Democracia, UPyD, que ha conseguido en las elecciones generales del 20 N algo más de un millón de votos, se autodefine como progresista , sin ser de derechas ni de izquierdas, pero tampoco de centro, y en su programa no se identifica específicamente con políticas liberales y social-demócratas , ni defiende una evolución federalista de las CCAA (más bien propugna todo lo contrario, hacia una re-centralización del Estado). Tampoco define una mayor y liberal integración europea como la contemplada por el LDR www.eldr.eu

 

La situación crítica de España a nivel económico y social, con la mayor tasa de paro de la UE (más del 20%) y un paro juvenil que casi llega al 50% del censo, así como las constantes dudas sobre el modelo autonómico, entre los que propugnan una mayor centralización de la gestión pública y los que abocan por una segregación política de comunidades históricas como Euskadi y Cataluña, así como el evidente ‘vacío político’ que acabamos de mencionar, nos instan a contemplar la creación de un nuevo partido político que sea de:

 

Centro : por tener un objetivo claro de centralidad política entre la izquierda y la derecha, con la principal preocupación del bienestar y defensa de los derechos y oportunidades de las clases medias de toda España, actualmente no representadas de forma específica por ninguna otra fuerza política.

 

Evolucionario: ya que contempla como objetivo la constante evolución política de nuestro país, para adaptarse mejor a la rápidamente cambiante escena global en lo económico, lo social, lo cultural, lo científico , lo demográfico, lo medio ambiental, lo generacional y lo filosófico-espiritual.

 

Liberal y Demócrata: al entender que para “repartir” primero hay que “generar”, y que sólo se puede prosperar si en lo económico se favorecen tendencias políticas liberales – por ejemplo, mediante el apoyo claro y eficaz a las pequeñas y medianas empresas de España que suponen el 80% del empleo -; y en lo social a políticas de la social democracia, manteniendo las prioridades en educación , sanidad, pensiones, fomento y desarrollo. Liberal por nuestra vinculación con el concepto de LIBERTAD pero con la responsabilidad SOCIAL que supone la ética utilitaria que sentó las bases del capitalismo en el siglo XVIII durante la primera revolución industrial . El BIEN general no tiene porque estar reñido o ser incompatible con el BIEN individual. Más bien todo lo contrario: la felicidad verdadera es siempre una felicidad compartida.

 

No se trata de un partido nacionalista, aunque es absolutamente respetuoso con el concepto de España como Nación de Naciones. Es decir, se trata de un partido fiel a la historia de España, y sus comunidades históricas con sentimientos nacionalistas, para ayudar a integrar de forma democrática, justa e inteligente los principales elementos sociales de todas las naciones de España en una única nación (España) a su vez miembro básico de la Unión Europea . En este sentido, la actual Constitución Española no se considera eterna, sino más bien modificable en función del mejor modelo de convivencia y de crecimiento.

 

Se trata de un partido laico pero absolutamente respetuoso con las creencias religiosas o no religiosas de todos los ciudadanos, y en especial con el humanismo cristiano que impregna la base de la cultura Europea y de  nuestro país.

 

La ideología liberal en España, tras las Cortes de Cádiz en el siglo XIX y posteriormente, se manifestó a veces como anticlerical , y el liberalismo que proponemos no puede serlo de ninguna manera.”


  • Popular

  • Latest

adv3